jueves, 11 de junio de 2009

LA PUREZA


Rociar con perfume a un caballo
Pensar en la muerte
Mirar el cogollito de la catedral
Esperar al cura
Cruzar la plaza de
Armas de los angeles ...

Mirar palomas
Mirar gente
Sentir que el invierno ha reventado
Volver a la casa
Es domingo
Fumar
Pensar
Fumar pensar
Pensar fumar fumar pensar
Volver a redimirme
Deber confesarme
Deber confesar mis culpas
Mirar al cielo
Confesar mis culpas
Sentirme un tanto tranquila
Aprisionarme
Prohibirme
Prohibirme
El amor con lengua
El amor debajo de la gente
El amor subterráneo
El amor que no se sabe
El amor con dientes y colmillos
Prohibirme amar como el caballo
Al que he rociado hoy con perfume
Cuando todavía soñaba que era una mariposa
Sin alas……

Me!

1 comentario:

Perro_Humano dijo...

Huele a renuncia, pero desganada de serlo completamente.

Y sabe amargo... recuerdo que el sabor del amor es agridulce.

Ta piola... no creo equivocarme si digo que a veces me he sentido asi... Excluyendo a la catedral.

Un beso.