sábado, 29 de marzo de 2008

Me cago en El ego. ¡Qué viva el creacionismo!


¡Qué viva el creacionismo!

No hay comentarios: